De como hacer tejuino (con maseca)

Hola!

Hoy quiero compartirles la receta de esta bebida que me encanta. Tomarme un tejuino con nieve de limón los sábados en la mañana es una tradición que guardo con mucho cariño gracias a que viví casi toda mi vida en Tonalá, Jalisco, donde tejuino y tianguis van de la mano. 



Tengo este borrador empezado desde el 15 de septiembre pero no lo habia terminado porque se venía la temporada de frío, sobre todo en los Estados Unidos, así que decidí esperarme a que volviera el calor, que aquí en el Valle poco nos abandona. El sabado fuimos a un restaurante de comida tapatía y no saben como suspiré. Kiks pidió tacos de barbacoa estilo Jalisco, acá venden barbacoa los domingos pero es barbacoa norteña, que aunque deliciosa tambien no se parece; yo pedí una torta ahogada y un tejuino y recordé mi borrador y fotos "empolvadas".  

Si viven en Jalisco pues vayan y toménse uno a mi salud, si viven en otro estado de la Republica seguro pueden recrear la receta con masa de la que venden en la tortillería. Pero si como yo, estan lejos y lo mejor que pueden conseguir es maseca o masa en polvo, ésta es su receta ;)

Para preparar 3 litros de tejuino necesitamos:

250 grs de piloncillo
100 grs de maseca (si pueden comprar masa hecha se necesitan 250grs)
2 limones
1 litro de agua + 1L para despues de la fermentación
Hielo y sal al gusto.




Para empezar tenemos que hervir el piloncillo en medio litro de agua para que se pueda desbaratar, el agua se va a poner como caramelo, no debemos calentar de más para que no se vaya a quemar, solo hasta que se desbarate por completo. 


Mientras se derrite el piloncillo, preparamos la masa como si fueramos a hacer tortillas, tiene que quedar con esa textura (foto anterior), si se llega a pasar de agua no hay problema, la vamos a moler con el piloncillo, solo que es mas facil que se desbarate si la preparamos primero a que si la agregamos en polvo.


Luego, ponemos el medio litro que quedaba pendiente de agua, la masa lista y el piloncillo derretido en la licuadora, los batimos juntos para que se revuelvan bien y no tenga grumos. 

Despues de este proceso tendremos una especie de atole, cuando se enfríe, le exprimimos los dos limones y lo ponemos en un bote de plastico, el cual debemos cubrir con una mantita o secador y dejar allí solito en la cocina por 2 días. No se debe meter al refri, el chiste es que se fermente, es lo que le da sabor al tejuino.

Pasados los dos dias, lo ponemos en una jarra mas grande, podemos agregar más limones, sal y hielos al gusto, si depues de poner el hielo nos sigue pareciendo muy espeso (probablemente lo esté) agregamos mas agua. 


Y listo! 

Cuando aprendí en la escuela a hacer tejuino, primero me sorprendió saber que es una bebida fermentada (jajaja yo viviendo en la luna), luego me encantó lo facil que es de preparar, aunque como habia un tianguis cerca de la casa de mi mamá, era mas conveniente para mí comprarlo. Poco me imaginaba que iba a terminar lejos de Tonalá y de esos sabados de tejuino.  

Espero que si extrañan la Perla Tapatía se les olviden los kilometros o millas con esta receta. 

Gracias por leer. 

Bel:)



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios!!!

 

Te recomiendo visitar:

Y tambien...

Publicidad