Pizza en 5... 4... 3... 2... 1


A Kiks le encanta la pizza, siempre que tenemos oportunidad de comer fuera escoge esta opción y la verdad es que ha llegado un punto en el que a mi me ha cansado (porque Kiks no parece cansarse) lo que venden porque siempre es lo mismo: cadena de comida rápida o pizza a la leña. Para sumarle un defecto más, vivimos lejos de todos los comercios repartidores de pizza así que si queremos una  tenemos que ir por ella. 
 Hace algunos meses intenté hacer mis pizzas congeladas, pero me desespera tener que leudar la masa y esperar a que doble su tamaño mientras me doy cuenta de que mi levadura ya perdió su poder. Luego de tantos peros y peros el destino, que parece adorar a mi marido, me puso enfrente una cajita mágica que ha hecho que me encante hacer pizzas y que sean hasta más rápidas que si las llevaran a una casa dentro de la zona de entrega.  Esa cajita contiene levadura instantánea y trabajar con ella es mucho, muuuucho más fácil que con la normal, además de que no pierde su fuerza, pues está empacada en porciones de 11 gramos que son suficientes para trabajar con medio kilo de harina, lo cual a su vez fue suficiente para que hiciéramos 7 pizzas delgadas y crujientes de tamaño individual.  


Se llama Tradi-pan, deben existir más marcas pero en el supermercado que frecuentamos encontramos esta, la caja es amarilla y tiene a una mujer con un estilo muy moderno (si estuviéramos en 1985) en el frente. La encontramos en la sección de harinas. 
En la cajita viene la receta de la masa para pizza, la cual no seguí, porque no tenía mantequilla y la verdad la leí hasta que ya había terminado. Además la mía resultó una masa muy rica y fácil. 

Solo necesitan: 
500 gramos de harina de trigo
1 sobre de levadura instantánea
Sal 
 1 cdita  de Azúcar 
Agua

Lo que debemos hacer es hacer es mezclar la harina, la levadura y el azúcar, se revuelve un poco y se agrega la sal, luego se hace un volcán y se vierte el agua poco a poco. El agua puede estar al tiempo, pero la levadura trabaja mejor con agua tibia y la masa se siente mas suave que cuando está fría. 


Revolvemos, amasamos y listo! dejamos leudar, pero no media hora como con la levadura regular, con 10 minutos será más que suficiente. Aquí la prueba:


Una vez que está lista la masa pueden echar a volar su imaginación. La primera vez que hicimos mi hermana y yo le pusimos puré de tomate (heinz condimentado), atún, champiñones y mucho queso a una tanda y a otra salmón y queso. Pero las posibilidades son infinitas. 

Perfectas y rápidas para estas vacaciones. 

Bel :)

Extras.
¿Cómo funciona la levadura?
Para trabajar más fácilmente con levadura es importante saber cómo funciona, aquí una forma sencilla de entender el proceso. La levadura es un hongo capaz de convertir los azúcares en dióxido de carbono y alcohol. El aire, el agua y los azúcares que hay en la masa favorecen su reproducción. Mientras se alimentan de azúcares producen dióxido de carbono y el gluten de la harina que es el que permite la elasticidad de la masa bloquea la salida del gas, así que ésta crece. La razón por la que es importante amasar es para conseguir una mejor elasticidad del gluten y evitar que el gas que produce la levadura escape. Al ser un organismo vivo en necesario que exista una temperatura de entre 25° y 35° para su cómoda reproducción, por eso es mejor trabajar con agua tibia en masas con levadura. Cuando la metemos en el horno al aumentar la temperatura se reproduce más rápidamente y cuando alcanza los 50° muere. En masas como la de la pizza en la que no se trata de una masa dulce se agrega azúcar para que la levadura pueda alimentarse mejor. Una levadura de trabajo regular debe amasarse muy bien hasta que sea elástica y no se desgarre tan fácilmente cuando la estiramos. Luego hay que dejar leudar cerca de una fuente de calor, en la escuela la poníamos sobre el horno en un recipiente engrasado cubierto con un trapo húmedo para que no se resecara, nuevamente para que el calor permita la producción de gas del hongo. Aproximadamente la masa dobla su tamaño en 30 minutos y es entonces cuando podemos hornearla. De no doblar su tamaño es probable que la levadura que tenemos haya perdido su fuerza y será necesario usar un paquete nuevo. Si se dejara por mucho tiempo una masa leudando entonces el sabor que tendrá el pan será el de una no tan buena cerveza, pues luego de producir gas la levadura convierte los azúcares en alcohol. 

Y por eso me gusta más la levadura de acción rápida. 


Tips.

Si es pizza para los pequeños pueden hacer la masa más gruesa y así quedará mas esponjosa.
 Si quieren una experiencia más gourmet  pueden hacer un pesto en vez de usar puré de tomate y agregar otro tipo de quesos como de cabra o brie. 
Si tienen algunas sobras de comida la masa para pizza es la ocasión perfecta para usarlas, una vez hice una de albóndigas que sabía deliciosa. 
Si les sobra masa pueden congelarla con la forma de la tortilla ( de lo contrario será un lío trabajar con la bola de masa dura) e incluso con el topping listo, luego solo necesitarán sacarla y directo al horno (no hay necesidad de descongelar).  
En caso de que después de la comida se queden con ganas de un postre pueden hacer pizzas dulces, las de nutella con fresas son mis favoritas, pero al igual que con las saladas las posibilidades son infinitas, hasta con mantequilla y azúcar son deliciosas. 
Si no tienen horno, las pizzas se pueden hacer en un sartén, pero para obtener un mejor resultado  y que no quede cruda la parte de arriba es mejor hacer la tortilla y cocinarla por ambos lados ligeramente antes de poner el topping. 



0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios!!!

 

Te recomiendo visitar:

Y tambien...

Publicidad