De lo que conmueve un jueves por la noche

Hoy por cerré mi día muy conmovida. Hubo algunos detalles que sin duda me hacen pensar en lo afortunada que soy y en lo rápido que se me olvidan.
1. El niño que escogió la leche que quería.
Kiks y yo fuimos a la tienda y había 2 hermanos, el más grande que al parecer era el que trabajaba le ofreció a su hermano menor comprarle algo para cenar. El hermano menor dijo apenado que no y el otro le insistió "aunque sea escoge la leche de la que te gusta", "¿podemos llevar de la de la vaquita?" preguntó  el hermanito mientras el otro sacaba la botella del refrigerador.  Nunca me había puesto a pensar la fortuna que es escoger  la leche que me gusta, la de la tapita azul. 

2. Ary aprendiendo a compartir. 
Siendo totalmente honestos mi hija está consentida. Siempre me cayeron mal los niños consentidos y ahora tengo una y no me cae mal (in your face Bel del pasado!). Ahora entiendo por qué uno echa a perder a sus hijos y les juro que no es apropósito. Hoy nos compramos una nieve y yo siempre le comparto de la mía (en este caso un frapuccino) porque ella no debería (en un mundo perfecto) terminarse uno sola. Pero hoy me quitó mi vaso y parecía que no me iba a dar nada y cada que le decía que tenía que compartir soltaba un berrido y hacía una pataleta. Fue un día pesado y aunque malamente por no escuchar sus gritos que interrumpían la conversación, estaba dispuesta a esperar que me dejara algo que beber  así que me quedé mirándola  y me dio el vaso, tomé un poco y se lo regresé, luego me lo regresó, esperaba a que yo tomara y así hasta que nos lo terminamos. No se como funciona la mente de los niños, mi mamá me dijo que uno no tiene que adornarse porque los hijos al final salen como quieren y no como uno los educa y creo que tiene razón, así que me da un poco de tranquilidad saber que aunque pudiera estar echando a perder a mi hija, ella probablemente (para su fortuna y la mía) se resista.

3. Llegar a 100 likes. 
Hace algunos años que empecé a escribir el blog y aunque la mitad del tiempo he estado ausente, saber que hay alguien allí afuera (que no es Kiks con 99 perfiles falsos) que disfruta aunque sea un poco de lo que aquí lee me hace sentir tan entusiasmada con este proyecto como cuando empecé. 

Este post, como muchos otros a lo largo de la vida del blog, no estaba planeado. Pero el de mañana sí y se trata de pizza, así que espero regresen y disfruten. 

Gracias por leer!

Bel :)





1 comentarios:

  1. Es curioso como en este andar por la vida nos olvidamos a veces de detenernos en estos pequeños detalles que la hacen mejor.

    Gracias a ti por compartir tu sentir.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tus comentarios!!!

 

Te recomiendo visitar:

Y tambien...

Publicidad