Calidad vs. Cantidad

Hace unos cuantos fines de semana algunos amigos y yo nos dispusimos a pasar una tarde de cine y después ir a cenar; dado que nos encontrabamos en una plaza no nos quedó de otra que elegir entre una de las tantas cadenas gringas que hay por alli, y debido a que ultimamente se me ha hecho costumbre visitar, voy odiando cada vez mas.
Primer punto en contra: los precios!, aunque hay algunos lugares son mas caros que otros, regularmente los precios son elevados, y antes de que piensen que soy coda quiero dejar bien claro porque los considero asi, y es que regularmente la calidad de los alimentos que ofrecen no es buena y es comun que se trate de elementos congelados que van perdiendo su frescura con el paso de los dias; a veces ofrecen guarniciones como papas que en realidad son compuestos con harinas y saborizantes. Las cartas y hasta los sabores se van repitiendo de lugar en lugar sin pertenecer a la misma cadena y por ultimo mencionar el hecho de que son extranjeras. La cuestion por la que creo este tipo de lugares siempre estan a reventar es por el tamaño de las porciones que sirven. Y entiendo que a veces lo que uno espera es recuperar en cantidad esos 150 pesos que cuesta cada platillo. Pero ¿ cuantas veces esperamos ver esa cantidad de dinero en la calidad del alimento?
Hasta yo misma al ver las presentaciones minimalistas que son el sello de grandes restaurantes me he preguntado: y de que me voy a llenar? (pos' que hace? vuela o que?). Aunque sea cierto que esperamos salir de vez en cuando, para ser atendidos, y comer como comemos en casa o más, tambien me gustaría plantear el hecho de salir a comer para experimentar, probar sabores nuevos, texturas, saborear cada gota que pueda haber en el plato, y así en vez de morir como Macario, ir al cielo y volver con cada bocado.


Bel :)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios!!!

 

Te recomiendo visitar:

Y tambien...

Publicidad