Calidad = ?

Muchas veces, nos confundimos un poco con respecto a la calidad de los alimentos. Pensamos que el mas caro puede ser el mejor, y no siempre es asi. Esto nos puede llegar a pasar con tooodo, con las verduras, frutas, embutidos, vinos, licores, etc. Antes de empezar la carrera y sin hacer uso de mi sentido comun, cuando iba a dar una cena o a invitar a alguien a comer trataba de comprar lo que se veia mas fresa, a veces los sabores ni combinaban pero que bien se veian las etiquetas. Hoy he aprendido que para hacer una comida de calidad no importan precios, si no tener el ingrediente adecuado y en las condiciones adecuadas para las cuales lo vamos a necesitar. Por ejemplo: no tiene sentido comprar jitomates firmes, si vamos a hacerlos salsa, mejor compramos unos un poco mas maduros para que tenga mejor cuerpo y sabor el producto final. Asi que hoy los invito a no fijarnos en etiquetas y mejor revisar que la consistencia, el color y el olor sean los adecuados para lo que vamos a preparar.


Breviario cultural:
El Tequila por razón de su añejamiento la clasificación da lugar a tres categorías:

1º El blanco también llamado “plata”: es el que se obtiene recién terminada la destilación. Pasa a las embotelladoras casi inmediatamente. Sólo está en barricas de encino unas horas o días, por lo cual su sabor no varía en razón del almacenamiento. De allí pasa a los tanques surtidores de las máquinas embotelladoras. Allí se les hace nuevamente un proceso de filtrado y homogeneizado. En las botellas tiene una graduación mínima de 35ºGL y hasta un máximo de 55 ºGL.
2º El reposado: es el que permanece por un lapso mínimo de dos meses hasta menos de un año en barricas de encino o roble blanco. Es más suave que el blanco, tiene un color natural dorado tenue hasta un ámbar claro, y su sabor tiene un dejo a madera. Su graduación al ser expedido al mercado también es de 35ºGL y hasta un máximo de 55ºGL.
3º El añejo: es el que se madura al menos durante un año en barricas de roble blanco, nuevas o de segundo uso de 600 lts de capacidad.  Su color va de un dorado fuerte a un ámbar oscuro. Su sabor está fuertemente impregnado por la madera. Si ha sido objeto de añejamiento por lo menos tres años, se puede considerar “extra añejo”. Más allá de cuatro años no se debe añejar el tequila, porque se estropea.

Fuente: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/gastronomia/bebidas-alcoholicas-452023.html

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tus comentarios!!!

 

Te recomiendo visitar:

Y tambien...

Publicidad